martes, 29 de enero de 2013

FUERZA POSITIVA

A las personas siempre hay algo que nos mueve para trabajar, para soñar, para tratar de ser felices y para vivir.
Ante los fracasos que tenemos en cualquier momento de nuestra existencia, ante los momentos desafortunados, ante la adversidad, ante las situaciones conflictivas, ante el paro, ante las injusticias, siempre hay un lugar para el optimismo y para pensar que se dará la vuelta a la moneda y que pronto la suerte cambiará. Tenemos que saber aplicar refranes como: “A mal tiempo buena cara” o “No hay mal que cien años dure”.
No debemos pensar que somos esa oveja negra, ni que hay un complot contra nosotros,... Tan solo hay que abrir un poco más los ojos, ver las situaciones desde arriba (de forma cósmica) con un poco más de objetividad y mentalizarse de que la vida es un vaivén, que se compone de momentos malos y buenos y que después de las rachas negativas siempre vendrán otras más positivas.
Según la escritora Isabel Allende hay que tener memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro.
Las personas tienen que reunirse, dialogar, intercambiar experiencias... Precisamente en las etapas malas es cuando las cosas que no se pueden comprar (porque no se venden) adquieren el mayor valor; es cuando las familias se han de unir más, es cuando se ven los verdaderos amigos, es cuando se pone aprueba el amor de las parejas. Tal vez en ese tiempo nos vence la enfermedad, la tristeza o la desesperación. En esos momentos en los que nos cuesta más sonreír, es cuando debemos valorar más de forma agradecida el gesto amable que nos hacen, cuando debemos coger la mano que nos tienden, cuando tenemos que valorar las caricias, la comprensión o las palabras sinceras de nuestro hermano, de nuestro mejor amigo o de nuestra pareja. Cuando es otro el que nos necesita, siempre habrá que hacer un pequeño esfuerzo para estar ahí, para escuchar, ayudar en lo posible, transmitir una sonrisa cómplice, o dar ánimos, ya sea en persona, por teléfono, por mail o por “WhatsApp
Pase lo que pase, sabemos que el sol va a seguir saliendo cada mañana, la Tierra va a seguir girando, nuestro corazón va seguir latiendo y nadie nos va a impedir tener sueños, metas e ilusiones. No hay que esperar a que las hojas de nuestro calendario vital se agoten, sino que debemos vivir con intensidad cada etapa. Día a día, minuto a minuto, hay que seguir poniendo pasión y fuerza positiva para lograr lo que deseamos y colaborar, en la medida de lo posible, en que también puedan obtener felicidad las personas que tenemos a nuestro alrededor.

martes, 15 de enero de 2013

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE 2013?


Ante todo quiero expresar mis mejores deseos para las personas que leen este blog (si es que hay alguna). Ojalá que en este nuevo año se cumplan vuestros mejores deseos. Qué no os falte la salud, el trabajo en estos momentos de crisis y, por supuesto, que tengáis mucho amor, pues es la energía que mueve el mundo.
El año 2013 ha sido designado Año Internacional de la Quinua, que es una especie de cereal (o pseudocereal) que se cultiva en América Latina, especialmente en Bolivia.
También han decidido en la ONU, que 2013 sea el Año Internacional de la Cooperación en la esfera del Agua. Parece ser que en los próximos años se va a prestar mucha atención al tema del agua, a su gestión por parte de los poderes públicos, a su eficaz reparto, a controlar y limitar los excesos y despilfarros de administraciones, empresas y ciudadanos en general. Es importante todo esto, pues toda la humanidad depende del agua potable para seguir viviendo. Está claro que debemos buscar modos sostenibles de vivir, que sean respetuosos con el medio ambiente y que cuiden de un bien básico, escaso e imprescindible como es el agua.
En Zaragoza, que tienen experiencia sobre el tema por la Exposición Universal de 2008, próximamente se celebrará una conferencia mundial sobre este elemento esencial. 
Esperemos que en este año, las nuevas tecnologías vayan llegando a todos los países y que disminuya en la medida de lo posible la brecha digital que se ha abierto en los últimos años entre unos pocos países, en los que la mayor parte de la población tiene acceso a la tecnología, mientras que en otros, sólo unos pocas personas privilegiadas tienen acceso a ella.
Centrándome en el país en el que vivo, desearía que 2013 fuera el inicio de la recuperación económica. Para ello se tendrían que volver a hacer las cosas con sentido común optimizando los recursos, pero sin unos recortes tan abusivos en los servicios públicos, sin restringir derechos y sin deteriorar más las condiciones laborales de las personas asalariadas.
El paro es ese gran problema que está enquistado en nuestra sociedad y que los políticos de uno u otro signo no han sabido dar una respuesta acertada. Es obvio que un país no se sostiene con una tasa de desempleo del 26%, pues no contar con ese capital humano que se infrautiliza o se minusvalora o se ve obligado a emigrar, es el mayor error que podemos cometer. No se trata de que haya más empresarios (¿acaso no hay aquí tantas empresas como en Alemania?), sino de que todas las personas puedan encontrar un lugar productivo dentro de la sociedad, con un puesto de trabajo estable, con una remuneración justa y unas condiciones dignas. Aunque no soy muy optimista, es lógico que desee fervientemente que en 2013 todas las personas (cientos de miles) que perdieron su trabajo, lo recuperen y se creen nuevos puestos para la gente más joven.
Sin menoscabar los legítimos derechos de autor, que es el sustento de los creadores, sería deseable que en este año la cultura llegara a todas las personas. El arte, la literatura, la música, el cine, el teatro... Todos estos ámbitos culturales han de ser para el pueblo en su conjunto y no sólo para las élites pudientes.
Ojalá que se frene el drama de los desahucios a personas que de buenas a primeras se vieron sin ingresos (cambiado radicalmente sus condiciones personales por perder su empleo), por parte de ciertas entidades que paradójicamente han tenido que ser reflotadas con fondos públicos. Esperemos que en 2013 todas las personas puedan tener un techo bajo el cual poder resguardarse o, más bien la vivienda digna a la que la propia Constitución nos dice que tenemos derecho. Es bien triste que muchos jubilados tengan que mantener con su pensión a hijos y nietos, como nos recuerda Fofito con su anuncio. Que nadie nos robe el sentido del humor, la ilusión, ni las ganas de vivir.
También desearía que las tensiones nacionalistas se fueran calmando, pues las fronteras artificiales nos empequeñecen, pero el diálogo y la cooperación nos engrandece como seres humanos.
Me preocupa que se pueda concentrar el control de los medios de comunicación por parte de un solo grupo empresarial guiado por un único poder económico, lo cual acabaría con la pluralidad informativa y las noticias llegarían a los ciudadanos tergiversadas o claramente manipuladas, lo cual no sería tolerable en un país democrático. 
Espero que en 2013 se cuide y se fomente la EDUCACIÓN de nuestros niños y jóvenes, pues no hay sociedad que se precie que no dedique gran parte de sus recursos a desarrollar los talentos y capacidades de sus ciudadanos. Ellos son el presente y el futuro de nuestra sociedad. La educación pública es la de todos y debe ser una prioridad para los gobernantes, que deben asegurar mediante un sistema educativo duradero (fruto del consenso), su calidad, su independencia con respecto a ideologías y creencias, su gratuidad y su universalidad. No habrá una reforma verdadera si no cuenta con el visto bueno de la mayor parte de la sociedad o si únicamente sirve para deteriorar aún más las condiciones laborales de muchos docentes. Y es que la “marea verde” amenaza con desbordarse. Un grupo de estudiantes de la universidad de Valladolid (de alternativa Universitaria) nos cuenta lo que pasa en la enseñanza pública basándose en el spot del genial payaso antes mencionado:



Es evidente que los ciudadanos ya no sólo no nos fiamos de los políticos, sino que además ya los consideramos un grave problema. Creo que sería muy positivo que en 2013 o en los próximos años se haga una restructuración de la política con las siguientes premisas:
- Los casos de corrupción habría que perseguirlos y penalizarlos de verdad en base a la Ley, caiga quien caiga. Que el que se haya enriquecido a costa de los ciudadanos tenga que devolver lo robado y cumplir una condena justa.
- El salario de los políticos debería estar homologado al de un médico o al de un profesor. Se deberían eliminar los privilegios tienen en relación a su pensión vitalicia, pues tendrían que cotizar en toda su vida laboral de la misma manera que el resto de los ciudadanos. La política ha de ser un servicio puntual, no una profesión permanente. Estas medidas en la práctica supondrían que la mayoría de los que se quedaran temporalmente como nuestros legítimos representantes, lo harían por verdadera vocación de servicio a los ciudadanos, no para aprovecharse de sus cargos a costa del dinero público.
- El tiempo en los cargos públicos debería estar limitado a dos mandatos, estando sometidos permanentemente a una evaluación objetiva de cada una de sus decisiones, debiendo al final rendir cuentas ante los ciudadanos de los errores de su gestión, promesas incumplidas, enchufismo, etc. Para lograr una verdadera regeneración democrática, nadie debería permanecer más de diez años en política ni en ningún cargo público.
- Los ministros, directores generales y demás altos cargos deberían ser personas muy experimentadas del ámbito que han de gestionar, preferentemente funcionarios de carrera. Por ejemplo debería ser ministro de sanidad un médico o una persona que ha estado muchos años vinculada a la sanidad, pues para mandar en un determinado gremio, hace falta conocerlo exhaustivamente y tener muy presentes a los mejores profesionales de ese ámbito.
- Reduciría a su mínima expresión el papel representativo de la Corona y controlaría mucho más los fondos que se le asignan (homologando el salario del Rey con el del Presidente del Gobierno). Aunque, sinceramente creo que sería interesante debatir abiertamente si un país como España necesita de la realeza o si es un gasto innecesario en los tiempos actuales.
- Eliminaría las diputaciones provinciales pues sus funciones podrían ser asumidas por otras administraciones (local y autonómica).
- Eliminaría el Senado, pues sus funciones las podría asumir el Congreso de los Diputados.
Al margen de la política, creo que entre todos debemos seguir saliendo a la calle para reivindicar lo que nos pertenece, dar ideas, ofrecer soluciones, sumar iniciativas, aportar opiniones que sirvan para mejorar la sociedad. Cuando termine este año, posiblemente quede mucho por hacer, pero si nos mentalizamos de que podemos cambiar y mejorar el sistema económico y social, seguro que tarde o temprano lo lograremos.


martes, 18 de diciembre de 2012

LA ODISEA DE LOS ANDES

De todos los acontecimientos que ocurrieron en el año 1972, que es cuando yo nací, quiero destacar uno por encima de los demás. Se trata del accidente de aviación que se produjo en la Cordillera de los Andes el 13 de octubre de ese año, en que fallecieron 29 personas. Sin duda, la parte positiva fue que hubo 16 supervivientes, los cuales pasaron una auténtica odisea hasta que fueron rescatados, diez semanas después del siniestro (a finales de diciembre).
El avión Fairchild Hiller FH-227 de la Fuerza Aérea Uruguaya había sido alquilado por un grupo de integrantes del club de rugby Old Christians de Montevideo para jugar en Chile un partido de exhibición y pasar unos días de descanso. Viajaban los deportistas (la mayoría eran jóvenes de edades entre 19 a 25 años) con algunos amigos y familiares. Eran 45 personas contando con los cinco miembros de la tripulación. 
El vuelo salió del aeropuerto de Carrasco (Uruguay) el día 12, pero por razones meteorológicas hicieron escala en la ciudad argentina de Mendoza. 

A pesar de que las condiciones atmosféricas de la cordillera no eran las más propicias para volar, el día siguiente retomaron el vuelo hacia Chile. Por varios factores que no se conocen con exactitud, el avión nunca llegó a su destino. La aeronave se precipitó contra las montañas. Se desmembró en varios trozos y finalmente el fuselaje quedó varado en la nieve con varias personas vivas en su interior. A causa de los fuertísimos golpes muchas personas fallecieron en el momento del accidente o en las siguientes horas. 
Sin a penas ropa de abrigo y con escasas provisiones de alimentos, estaban atrapados en un lugar prácticamente inaccesible de la cordillera de los Andes, a unos 3.500 metros de altitud sobre el nivel del mar. Hay que tener en cuenta que esta cadena montañosa es la más extensa del planeta y la 2ª que más altitud media tiene después del Himalaya. En este caso resultó una barrera infranqueable para el avión. 
Pasados los primeros momentos de caos y desesperación, los supervivientes tuvieron que organizarse para intentar salir vivos de esa aventura. Nunca imaginaron que en las semanas siguientes iban a jugar el partido más importante de sus vidas: el de su propia supervivencia. Según iban pasando los días, al tiempo que, algunos de ellos iban muriendo por diversas causas, las escasas provisiones alimenticias se terminaban y cada vez se fue desvaneciendo la posibilidad de ser rescatados. Al cabo de una semana tuvieron la confirmación por la radio de que se habían suspendido las tareas de rescate. Los más fuertes tuvieron que ayudar a los más débiles a reponerse y a curar sus heridas. Roberto Canessa, que entonces estudiaba la carrera de medicina hizo todo lo que pudo por sus compañeros a nivel de cuidados, tratamientos, curaciones... El liderazgo de otros como Nando Parrado (que estuvo los primeros días inconsciente), también fue decisivo para que el grupo se adaptara a la situación y hicieran lo necesario para seguir aguantando hasta un hipotético rescate. También contribuyeron a salir adelante otros como Vizintin, “Coche” Inciarte, Álvaro Mangino, los primos Straucht, Carlos Páez, Javier Methol, etc. 
Tuvieron que tomar la difícil y dura decisión de alimentarse de la carne de sus compañeros muertos. A pesar de la repugnancia y de los dilemas morales que esto les producía, no les quedó otra opción para poder seguir vivos, pues a esa altitud, rodeados de nieve, no había fauna ni vegetación que les pudiera servir de alimento. 
Se las ingeniaron para poder vivir en un ambiente tan extremo. Dormían apiñados para darse calor y poder soportar las gélidas noches. Idearon un sistema para convertir la nieve en agua, hicieron abrigos con las fundas de los asientos del avión, construyeron unas gafas de sol caseras...
En el día décimo séptimo se produjo una avalancha de nieve sobre los restos del avión que mató a ocho de los que aún quedaban con vida. Fueron pasando los días y las semanas y se sucedían las bajas. El último pasajero que murió fue Numa Turcatti el día 11 de diciembre. Posteriormente, Roberto y Nando hicieron una expedición que les llevó varios días en busca de ayuda. Tras varios días descendiendo por las escarpadas laderas de las montañas, tuvieron la suerte que encontrar a un pastor (Sergio Catalán) que estaba en la parte chilena de la cordillera con sus vacas. Se comunicaron con él gracias a un mensaje que escribió Nando y que se lo arrojó al arriero desde el otro lado de un riachuelo. El mensaje decía lo siguiente: “Vengo de un avión que cayó en las montañas. Soy uruguayo. Hace 10 días que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avión quedan 14 personas heridas. Tenemos que salir rápido de aquí y no sabemos cómo. No tenemos comida. Estamos débiles. ¿Cuándo nos van a buscar arriba? Por favor, no podemos ni caminar.” 
Unas horas después, acudieron en su ayuda equipos de rescate chilenos y en los siguientes días, fueron helicópteros al lugar donde estaba el avión y con unas maniobras arriesgadísimas pudieron evacuar en dos jornadas a los que quedaban. Fueron unas semanas que pasaron con unas condiciones extremas, sin recursos, sin alimentos... Al final, fueron 16 supervivientes que estuvieron desde el día 13 de octubre hasta el 22 de diciembre, pero por sus ganas de vivir, por su decisión, por su valentía, por su solidaridad, por su lucha sin descanso, por su fe en Dios y sobre todo en ellos mismos, lograron salvarse para poder contarlo. Estos valores deberían promoverse desde la educación y que los jóvenes de hoy conozcan lo que les pasó a otros jóvenes de 1972. 
Cuarenta años después, las víctimas y los dieciséis supervivientes que aquella tragedia han sido homenajeados en Uruguay (la mayoría tienen ahora entre 59 y 65 años) y fueron recibidos por el presidente de Chile. Sólo cinco de ellos pertenecían al al equipo de rugby Old Christians
Uruguay, es un pequeño país de América Latina que sólo era conocido entre otras cosas por su victoria en los campeonatos mundiales de fútbol de 1930 y de 1950, ahora había generado nuevamente una noticia que se difundió hasta en los lugares más recónditos.
Los medios de comunicación han contribuido a que este suceso lo conocieran muchas personas, pero considero injusto que se carguen mucho las tintas en resaltar las conductas de antropofagia de los supervivientes, pues ¿acaso cualquier persona no preferiría comer carne humana en lugar de morir de inanición? Considero que tampoco hay que poner objeciones a nivel moral, pues los cuerpos de las personas fallecidas de no aprovecharse así, se hubieran descompuesto y todos hubieran fallecido
Recomiendo a cualquier persona que lea el extraordinario libro de Piers Pauls Read titulado Viven. La tragedia de los Andes (se puede tomar prestado en cualquier biblioteca). Contó toda la historia con toda su crudeza, basándose en los testimonios de los sobrevivientes y en 1974 se convirtió un "best seller" a nivel mundial. Ese libro inspiró la película del mismo título, dirigida por Frank Marshall. Hay otros muchos libros que narran lo que sucedió, pero quizá el más emotivo sea El milagro de los Andes, escrito por Nando Parrado, que fue uno de los supervivientes, que además perdió a su madre y a una hermana a causa del accidente del avión. Se puede encontrar abundante información en internet, incluyendo páginas web que recuerdan este acontecimiento y vídeos de Youtube en las que aparecen algunos de los protagonistas. 
Las madres de los chicos fallecidos, para honrar su memoria, fundaron en Montevideo una biblioteca llamada Nuestros hijos. Su lema es: “Valor y fe” y su sentido es servir de motor para construir realidades positivas. 
La verdad es que tiene que ser muy duro perder a un hijo en la juventud, pues es la plenitud de la vida, con todo un futuro por delante. Quiero transmitir más sincero reconocimiento a las víctimas pues todos contribuyeron a que 16 personas pudieran volver a sus casas y celebrar la Navidad con sus respectivas familias. 
Me gustaría expresar también toda mi admiración a los supervivientes, pues han demostrado que aún hoy, son una gran familia gracias a la creación de la fundación Viven
Una vez que cesó el interés de los medios de comunicación ya no se les dio pelota (como suelen decir en Uruguay), pero todos hemos de reconocer que fueron unos auténticos héroes. Todavía hoy, cuarenta años después, siguen dando conferencias en instituciones y centros educativos y promueven valores tan positivos como la donación de órganos, la amistad y la solidaridad. 

jueves, 8 de noviembre de 2012

EL PROFESORADO INTERINO

En la práctica totalidad de centros educativos hay un grupo de personas que se dedican a la docencia, pero están en régimen de interinidad, es decir no tienen un puesto fijo. Estos profesores y profesoras van haciendo sustituciones y cubriendo vacantes que se quedan libres en los colegios e institutos.
Sé muy bien de lo que hablo porque hasta hace bien poco yo he formado parte de este colectivo y he vivido en primera persona mucho de lo que cuento a continuación.
La Real Academia Española de la Lengua define a interino (en una de sus acepciones) como el que ejerce un cargo o empleo por ausencia o falta de otro
Los interinos son esos nómadas o trotamundos de la enseñanza que van de aquí para allá con su coche o sin él, haciendo y deshaciendo maletas, siempre cubriendo las plazas que les dejan los funcionarios de carrera. También desempeñan su trabajo en núcleos rurales, escuelas hogar tipo internado, o “guetos” educativos dentro de las ciudades. Hacen muchas jornadas parciales de 10 horas o menos, a la semana. En muchos de esos casos, al estar en otras provincias lejos de sus familias o en pueblos muy alejados de la capital, se ven obligados a buscar vivienda de alquiler o a compartir piso, haciendo realidad el dicho de “lo comido por lo servido”. En otras ocasiones pierden incluso dinero para no rechazar el trabajo y decaer en las listas. También a veces si quieren trabajar (por tener pocos puntos) no les queda más remedio que coger vacantes singulares (que nadie quiere o no puede cubrir), plazas en hospitales e incluso en centros penitenciarios (aunque no son plazas obligatorias). Otros hemos tenido que irnos a otra comunidad porque en nuestra tierra no tuvimos la oportunidad de empezar a ejercer en la profesión en la que nos habíamos preparado.
Los profesores en régimen de interinidad cubren más de la mitad de las plazas itinerantes, que consisten en dar clase en varios centros educativos (sobre todo en las especialidades de Música, Educación Física, Inglés, Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje), generalmente del medio rural: colegios rurales agrupados (C.R.A.), escuelas unitarias o colegios alejados de las grandes poblaciones. Pueden llegar a pasar auténticas penurias en invierno sin más compañía que la niebla, la lluvia, la nieve o el granizo, por carreteras sinuosas de montaña o auténticos caminos de cabras casi intransitables. También pueden itinerar los docentes de las escuelas de adultos o de los colegios de las ciudades (en este caso son profesores compartidos entre varios centros). A veces llegan a centros en los que no funciona la calefacción, ubicados en construcciones antiguas llenas de humedad, con la pizarra desgastada por ver pasar a varias generaciones de alumnos, sin ordenador, ni mucho menos pizarra digital, con pocos libros actuales, si acaso un ejemplar viejo de la enciclopedia Álvarez.
Recientemente se ha estrenado una película titulada El Profesor (dirigida por Tony Caye), en la que el actor norteamericano Adrien Brody da vida a un profesor sustituto. Este docente, al no permanecer mucho tiempo en cada centro, a penas puede mantener una buena relación afectiva con sus alumnos o sus compañeros.
Considero que para ser un buen maestro hay que tener especial sensibilidad para tratar a personas, ser comunicativo, tener temple, paciencia, buena organización, sentido del humor, inteligencia, dinamismo para trabajar en equipo, cultura general  y sobre todo ser buena persona (este es el único requisito indispensable), pues has de predicar con el ejemplo ante los niños e incluso ante sus familias. La verdad es que todos los años coincido con compañeros que tienen todas o la mayor parte de esas cualidades y generalmente son interinos. Seguro que alguno de los profesores más brillantes que hemos tenido en nuestra infancia o en nuestra juventud han estado eventuales o en régimen de interinidad, sin nosotros saberlo.
En estas épocas en las que se desprestigia al funcionario en general, aún se habla peor de los interinos, pues se les tilda de enchufados, vagos, aprovechados, ineptos (por no haber superado una oposición) y poco competentes.
Pero los que llevamos mucho tiempo en esto de la enseñanza sabemos que esto no es así, pues también participan en las oposiciones y en muchos casos llegan a superar la fase de oposición, pero no obtienen plaza por cuestiones ajenas a su voluntad. El sistema selectivo para acceder a la docencia es un concurso-oposición, en el que se valora por un lado la calidad de los exámenes (su valoración es totalmente subjetiva) y por otro la experiencia, junto a los demás méritos.
Hace unos años, en las oposiciones había muchos aspirantes que aprobaban los exámenes pero, en igualdad de condiciones, sólo los que tenían más experiencia se llevaban el gato al agua. Pero de unos años a esta parte, se ha primado más la juventud y se ha preferido aprobar a gente muy joven con escasa o nula experiencia y se le cierra el paso a los “dinosaurios” o “interinos históricos”. El injusto sistema de oposición deja mucho margen para la manipulación (ante la pasividad de los sindicatos), lo cual da lugar a “amiguismo” y al establecimiento de cupos de aprobados por tribunal. Eso conllevaba que personas inicialmente aprobadas vieran recortada la nota por debajo de 5 para no poder pasar a la fase de concurso, lo cual es injusto, inmoral y sobre todo ilegal. En este sentido, el contencioso que se interpuso contra la Consejería de Educación en 2009 por 85 afectados, marcará un antes y un después.
¿Dónde está la incompetencia y la ineptitud? (Hay que recordar que las personas que ejercen de tribunal son funcionarios de carrera y sus decisiones tienen gran trascendencia en la vida de muchas personas).
Tengo esperanzas en que en el futuro más próximo, los sistemas selectivos de personal docente en la enseñanza pública sean mucho más objetivos y más justos que en la actualidad.
Con la crisis económica que vivimos en nuestro país, se ha producido un notable deterioro de sus condiciones laborales y a muchos de estos profesionales se les han adjudicado peores plazas, o se han visto que, de buenas a primeras, no les llamaban para trabajar. Algunos, después de varios años de obtener vacantes, han pasado a realizar sustituciones (dejando de cobrar en los meses de verano) o han pasado de tener puestos cerca de su casa a tener que hacer larguísimos trayectos para llegar a su lugar de trabajo desde su casa donde residen con su familia. Lo más dramático es que en este curso está teniendo lugar una drástica reducción de plantillas y se han dejado de contratar a unos 500 profesores interinos en toda Castilla y León. ¿Alguien se piensa que no se va resentir la calidad de la enseñanza? ¿De verdad se creen que aumentando las ratios van a aprender de la misma manera los alumnos? ¿Se va a seguir escatimando medios personales y materiales para la atención a la diversidad? ¿Cómo se van a desarrollar los programas de bilingüismo si no hay dinero para llevarlos a cabo?
Y es que, aun siendo algo obvio, hay quien no se da cuenta que la mayoría de docentes interinos son seres humanos que tienen su familia, hijos, sus hipotecas, sus pagos... Son personas que también tienen sueños e ilusiones (que pasan por olvidarse algún día de las oposiciones para siempre). El que no lo ha vivido no sabe lo que es añadir al estrés del trabajo diario, tener que estar todos los años echando los papeles para presentarte nuevamente al proceso selectivo, rellenando farragosos formularios con unos datos personales que obran en poder de la Administración desde hace mucho tiempo, pero que eso no te exime de tener que presentarlos una y otra vez: papeles para la adjudicación informatizada, papeles para reclamar, papeles para la convocatoria de oposiciones, papeles de hojas de servicio para justificar la experiencia, de los cursos, de las titulaciones, etc. Y que no se te olvide ninguno porque si no te quedas fuera. Es una presión que se hace más fuerte según van pasando los años, pues las ataduras y los compromisos personales son cada vez mayores y el tiempo para estudiar y la capacidad de retención ya no es la misma que al principio.
Los interinos son los últimos que eligen plaza, los últimos que se incorporan a los centros y como consecuencia de eso, no les queda más remedio que elegir las peores tutorías o los grupos más problemáticos. Es la sensación de que eres el último “pelagato”, el que tiene voz pero no voto o el que tiene que tragar con lo que sea. No te puedes amoldar mucho a un sitio, pues en el mejor de los casos pronto te mandarán a otro. Por mucho que te impliques con tus alumnos y en el centro, sabes que tu nombramiento tiene fecha de caducidad y poca gente valorará las cosas que hagas por los alumnos más allá de tus obligaciones (salidas, festivales, actividades extraordinarias).
No sé si alguien se ha parado a pensar que estas personas que recorren muchos centros logran acumular una experiencia valiosísima, mayor que la del profesor que no se ha movido de su destino desde el principio. Esa experiencia que atesoran no se tiene en cuenta en los concursos de traslados una vez que esa persona aprueba una oposición. Siempre se tiene que valorar a efectos profesionales la experiencia de los centros privados y concertados (a pesar de que sus criterios de selección son muy cuestionables), pero más aún la experiencia acumulada por los profesores interinos de la enseñanza pública. De hecho, hay sentencias europeas que avalan que no se puede discriminar económicamente, a personas que han ejercido en la misma categoría profesional, aunque unos lo hayan hecho como eventuales y otros con la plaza asegurada. Eso ha posibilitado que el profesorado interino cobre trienios desde el año 2007 y actualmente se está empezando a pagar sexenios a este colectivo.
Al profesorado que itinera se le pagan los desplazamientos desde la cabecera del CRA, pero no desde su domicilio. Las dietas de pago por kilómetros llevan muchos años sin actualizarse, por eso, a penas cubren la gasolina, pero no otros aspectos como el desgaste de coche, averías, revisiones además del esfuerzo personal que supone tener que coger el automóvil todos los días. Por la pequeña compensación horaria que te dan, la mayoría de funcionarios de carrera huyen de estas plazas.
A los funcionarios interinos no se les regala nada, pues son ordenados por méritos y sus listas son publicadas en lugares públicos, tras hacer participado en un concurso-oposición que se atiene a los principios de igualdad, capacidad y mérito (al menos teóricamente). Generalmente suelen tener más dificultades para estudiar que los recién titulados, pues la mayor parte de ellos tienen familia y otras obligaciones  y eso les resta mucho tiempo potencial de estudio.
Para el llamamiento de las sustituciones, en Castilla y León el método no es muy fiable ni transparente, pues se sigue con los llamamientos telefónicos, mientras que en otras comunidades, las adjudicaciones de las sustituciones también se publican en las páginas de sus respectivas consejerías de educación.
En Asturias, alrededor del 21% de los docentes son interinos, es decir, uno de cada 5 profesores no tiene plaza fija. Esto ocurre porque hace varios años que no se convocan oposiciones allí (las de primaria y secundaria se hacen en años alternos). Generalmente cuando no hay oposiciones, las tasas de interinidad aumentan, pero últimamente el problema es que se están llamando cada vez a menos. No se sabe donde estará el límite de reducción de efectivos, supongo que hasta que los padres se harten y exijan a los poderes públicos que cesen esta sangría de personal docente que está dejando a las escuelas, colegios e institutos en una situación bien lamentable.
En contra de lo que pueda parecer, no se puede prescindir de estos profesionales, pues siempre va a haber maternidades, enfermedades y excedencias de los profesores titulares y todos los niños siguen necesitando profesor (salvo que nos sustituyan por robots). Han podido dejar de contratar a muchos, pero cuando no hay personal, cuando no se cubren las bajas, la calidad de la docencia se resiente y no se sostienen los centros educativos.
A los padres les da igual que el profesorado esté estable o inestable, que sea funcionario de carrera o interino... Lo único que les importa es que sus hijos tengan una buena educación, que les sirva para la vida, para desenvolverse en la sociedad.
Para eso hacen falta profesores creativos, soñadores, aventureros, docentes todoterreno, personas que se esfuercen en reciclarse, en aprender a utilizar las TIC con inteligencia, que sepan mirar a la cara a sus alumnos y descubrir sus necesidades... Muchas veces te das cuenta que estas personas, interinos en su mayor parte, hoy están aquí, mañana allá y pasado mañana tal vez en el paro. 
En este mundo globalizado en el que se rinde culto a lo efímero, predomina lo desechable antes que lo reciclable o lo sostenible, se fabrican objetos con obsolescencia programada: usar, tirar y volver a consumir... A nivel profesional se puede contratar y despedir empleados con una facilidad pasmosa, es el paraíso de las empresas de trabajo temporal, hoy vales pero mañana estorbas. En este contexto, viven y subsisten los interinos. Muchos directores no pueden retener a excelentes profesionales que pasan cada año por las aulas de sus centros, pues el sistema que se sigue hace casi imposible que puedan estar más de un año seguido en un mismo centro. Es algo a lo que te llegas a acostumbrar, pues ¿acaso no es la vida una interinidad? Como decía el poeta Machado: “Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar...
Pero no sólo basta con que hagan cursos específicos para los interinos, desde esta bitácora quiero pedir a las administraciones educativas que protejan a este colectivo (que es el más vulnerable dentro de los docentes) y se esfuercen en encontrar fórmulas que les den mayor estabilidad, pues estos profesionales constituye una pieza clave dentro de los centros educativos.
Un lugar típico de encuentro en la red son los foros, que siempre tienen mucha animación.
Tomando prestado el lema que utilizaba cierto sindicato, quiero decir que yo también soy defensor del profesor, pero especialmente del profesorado interino.

miércoles, 31 de octubre de 2012

¿SIRVE DE ALGO PROTESTAR?


En mi opinión SI que sirve protestar, por las razones que expongo a continuación.
Actualmente vivimos en nuestro país una época convulsa en la que los cambios económicos están marcando nuestras vidas. No es casualidad que en las encuestas del CIS aparezca entre los principales problemas de los españoles, la clase política. Pues mientras unos ciudadanos han sufrido duras subidas de impuestos, han perdido derechos, les han bajado el sueldo, o han perdido su vivienda o su puesto de trabajo con la crisis, otros siguen con sus privilegios y su alto nivel de vida. Los políticos viven rodeados de altos cargos y personas elegidas “a dedo” que, sin haber superado una dura oposición, cobran cantidades desorbitadas. Si ellos pregonan austeridad, deberían ser los primeros en predicar con el ejemplo, pues la mayoría de estos personajes (que han sido elegidos por el pueblo para que nos representen) cobran en complementos más del doble que cualquier trabajador de una empresa o de la administración.
No tengo nada en contra de la Casa Real ni tampoco en contra de la Iglesia Católica, pero estas instituciones prácticamente no han sufrido recortes en sus presupuestos, a pesar de la crisis. 
Los ciudadanos vemos con impotencia como, por mandato de los “mercados” (o mejor dicho, de las instituciones que defienden a los ricos = Banco Central Europeo, FMI, Agencias de Calificación, Especuladores...), se restringen derechos a los asalariados o se desmantela el Estado del Bienestar que tantos años ha costando construirlo (servicios públicos, sanidad, educación, derechos laborales, etc.). En lugar de perseguir el fraude, se da amnistía fiscal para el que llevaba varios años blanqueando dinero. (Demasiado chorizo para tan poco pan).
El gobierno actual, con su mayoría absoluta, parece que tiene carta blanca para legislar en contra del ciudadano y del sentido común. Es capaz de tirar su programa electoral a la basura y venderse al mejor postor modificando las leyes para favorecer al poderoso (como por ejemplo con Eurovegas). ¿A quién engañáis? ¿Para quién gobernáis?, ¿para los ciudadanos o para el capital?
Se está ayudando a los bancos (que son empresas privadas) con dinero del contribuyente, mientras que van creando un gran stock de pisos vacíos que se han acumulado con el desahucio de miles de familias. No me extraña que España sea uno de los países europeos con mayor desigualdad social y que con los ajustes, la fractura sea cada día mayor.
Y es que, durante años, las entidades bancarias se han estado lucrando, dando hipotecas a diestro y siniestro y vendiendo productos especulativos como las Participaciones Preferentes, jugando con los ahorros de modestas familias. Muchos de estos bancos o cajas de ahorros han absorbido a otras y miles de empleados se han ido al paro. A poco que se ha puesto complicado el asunto, muchos directivos se han prejubilado con sueldos multimillonarios. Eso contrasta mucho con el aumento generalizado de la edad de jubilación para todos los asalariados.
¡Basta ya de rescatar a bancos! Hay que rescatar a todas esas personas que por este invento de la crisis han perdido todo lo que tenían y honradamente se habían ganado. Se habla mucho de un rescate al país, pero poco de dejar a los ciudadanos que expresen su opinión en un referéndum sobre la deuda. Hace falta una verdadera democracia económica en la que se busque por encima de todo el interés general de las personas.
Ha habido últimamente muchos casos de corrupción (que salpican desde los partidos políticos convencionales hasta las más altas instancias), pero es cierto que han sido pocos los condenados. Además a la persona que destapó el caso Gürtel, se le apartó deliberadamente de sus funciones en la Audiencia Nacional. Ya lo decía una pancarta de una manifestación: “El mundo al revés, ladrones y corruptos juzgan al juez”.
Habría que depurar responsabilidades y juzgar y condenar a los verdaderos culpables de la situación crítica que vive el país, que se han ido con el bolsillo lleno a cualquier paraíso fiscal.
A mí me da la sensación que se trata de manipular y dirigir la opinión de la gente mediante un férreo control de los medios de comunicación, de hecho ha habido una limpieza de profesionales críticos en la radiotelevisión pública. En este estado de falsedad, ¿la democracia dónde está? No interesan ciudadanos críticos que puedan cuestionar los errores de los políticos, tal vez prefieran personas con la conciencia adormecida o aborregada que sólo salen a la calle para celebrar las victorias de su equipo o de la selección española de fútbol, pero que nunca denunciarán las injusticias sociales que se producen cada día en nuestros pueblos y ciudades.
En todo este panorama de recortes hacia la ciudadanía, ¿debemos permanecer indiferentes ante todo lo que está ocurriendo?
El desempleo es el gran drama de esta sociedad, en la que vamos camino de una tasa del 25% y llegando casi el 6º millón de personas desempleadas. ¿Hace falta que todos desempleados que están en edad de trabajar, salgan a la calle y reclamen su derecho constitucional a ocupar un puesto de trabajo para poder sacar adelante a sus familias?
Creo que las organizaciones independientes de ciudadanos indignados como el 15-M o la que organizó la protesta frente al congreso de los diputados el 25 de septiembre y siguientes, son como la conciencia de la sociedad. Muchos empleados públicos (administrativos, bomberos, profesores, personal sanitario, etc.), enfadados por la campaña de desprestigio que los políticos les han infringido, se manifiestan cada semana frente a su lugar de trabajo protestando por los recortes y la supresión de la paga extra de navidad, días de descanso y por el aumento de horarios (que dificulta aún más la conciliación laboral y familiar).
El presidente Rajoy hace unas semanas elogiaba a la mayoría silenciosa de ciudadanos que no se manifiestan, pues de esa manera contribuyen mejor a salir de la crisis. Pero usted ya sabe señor presidente que no siempre habrá un partido de fútbol o la reclamación de independencia de algún territorio que haga desviar la atención de los telespectadores. Cuando el nivel de vida sea tan bajo como el de hace más de un siglo, todas las miradas irán hacia personas como usted que nos han hecho navegar en la dirección equivocada. El que se siente engañado e impotente por soportar que le tomen el pelo y le humillen todos los días, tiene derecho a reclamar y a quejarse, faltaría más. 
Está claro que si se siguen empeorando las condiciones laborales, facilitando el despido, se sigue bajando el sueldo de los empleados públicos... el consumo y la recaudación va a seguir cayendo y eso seguirán generando más paro y más pobreza. Las pequeñas y medianas empresas necesitan que se les eche una mano, pero no precisamente al cuello. Eso lo sabe hasta Rita, no hace falta ser un economista de la City para darse cuenta. 
Por suerte, hay muchas personas que están concienciadas que hay que defender esos derechos nuestros que se daban por supuestos, pero que ahora nos los quieren robar. Aunque no tengo mucho tiempo para acudir a concentraciones y a manifestaciones, desde este modesto lugar en la red que es Radiografía del día a día, intento alzar mi voz contra estas injusticias. Siempre he mostrado mi apoyo a la escuela pública y a todo lo “público”, es decir: del pueblo (como la sanidad pública, bibliotecas públicas, transporte público, red pública de ferrocarriles, etc.)
El señor Wert, ministro de educación, está siendo objeto de protestas por muchos ciudadanos por el controvertido proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, que viene precedido por unos recortes abismales de los presupuestos en educación. Las tasas universitarias se elevan tanto que prácticamente expulsan al hijo del obrero de la educación superior.
Pido que se crea más en los ciudadanos y se les exija a los políticos que hagan bien su trabajo, pues para eso les elegimos democráticamente y les pagamos entre todos.
El panorama no es muy esperanzador, pues la mayoría parece que aún tiene confianza en que este equipo de gobierno que rige nuestros destinos, va a ser capaz de enderezar el rumbo del país y sacarnos de la crisis. De hecho en las elecciones autonómicas de Galicia el PP revalidó y aumentó su mayoría absoluta en esa comunidad.
Los ciudadanos tenemos que volver a tomar las riendas de hacia donde queremos avanzar como sociedad, pues ahora estamos en una encrucijada y todos somos responsables del camino que elijamos. Estamos obligados a darle a nuestros hijos un futuro mejor.

martes, 30 de octubre de 2012

DE MAL EN PEOR


No quería volver a escribir aquí, pero tal y cómo está ahora la situación no me ha quedado más remedio que volver a hacerlo.
Estamos en 2012. España está viviendo una crisis económica muy acusada debido a la deuda soberana de nuestro país. Necesitamos pagar un precio altísimo por financiarnos (casi al 7% de interés) y la Prima de Riesgo ha llegado a estar por encima de los 600 puntos básicos. El país necesita que le echen una mano, pero no al cuello (que es lo que ha ocurrido con los sucesivos rescates a Grecia, Portugal e Irlanda, pues allí cada vez están peor y la gente es cada vez más pobre).
Si para seguir en el Euro, que es un club totalmente insolidario y elitista, hay que cumplir unas condiciones imposibles, ¿no sería mejor plantearnos una retirada a tiempo?
Hace unos meses se anunció que iba a haber un rescate bancario con unas condiciones muy ventajosas para nuestro país y que eso no iba a traer consigo más sacrificios (nada más lejos de la realidad, pues la población cada día se va empobreciendo más). Hace poco se ha sabido (por la intransigente postura de Alemania y otros países de la triple A) que no va a ser posible una recapitalización directa de la banca, con lo cual lo que se ponga para reflotar a los bancos pasará directamente a engrosar la deuda pública, con lo cual la tendremos que pagar todos los españolitos de a pie.
En esta bitácora he criticado duramente las primeras medidas que se tomaron tardíamente desde el gobierno de Zapatero contra la crisis, que ya provocaron más paro y más recesión.
El Partido Popular llegó al gobierno a finales del año pasado con un programa electoral en el que la promesa principal era sacarnos de la crisis, bajar los impuestos y sobre todo crear empleo. A la hora de la verdad, casi un año después, un gran sector de la población nos sentimos engañados y defraudados. Hay un descontento generalizado de la sociedad, pues hay más paro y más pobreza que antes y no se vislumbra la luz al final del túnel. Se ha bajado el sueldo a los empleados públicos y con la reforma laboral, se han empeorado las condiciones laborales de los trabajadores de este país, pues se dan muchas facilidades a las empresas para poder despedir a sus trabajadores, en lugar de incentivar la contratación.
Se ha subido el IRPF, el IVA y los impuestos indirectos. Por estas razones, el consumo está totalmente retraído y no hay perspectivas de que mejore. De todas formas, si a un trabajador le despiden o le bajan reiteradamente el sueldo cada vez consumirá menos, con lo cual la economía difícilmente se recuperará. La brecha entre ricos y pobres es cada vez más gigante y eso crea una gran conflictividad social.
Se ha concedido una amnistía fiscal para que salgan a la luz capitales no declarados y se ha puesto mucho dinero público para reflotar bancos (y cajas de ahorros) hundidos, cuya gestión ha sido puesta muchas veces en entredicho y en la que grandes directivos han saltado por la borda con prejubilaciones multimillonarias.
Otro de los graves errores, a mi entender, es hacer muchísimos ajustes y recortes en dos pilares básicos del estado del bienestar: la educación y la sanidad. Eso hace pensar que hay quién pretende que sólo puedan acceder a estos servicios las personas de mayor poder adquisitivo, en lugar de una accesibilidad universal, tal y como se garantiza en la Constitución. 
Sin embargo, salvo contadas y honrosas excepciones (con movimientos de ciudadanos como el 15-M o el 25-S), la gente aún parece que no ha reaccionado. Las organizaciones sindicales no viven su mejor momento, pero de ellas surgen multitud de iniciativas para tratar de enderezar la actitud errática e improvisada del gobierno. Los medios de comunicación no reflejan con precisión la realidad y la radiotelevisión pública no es ni una caricatura de lo que fue en otros tiempos (pues ha habido una purga de profesionales críticos).
Hemos perdido ya la cuenta de los casos de corrupción que han quedado impunes y que han mermado la escasa credibilidad que aún tenían los políticos españoles. La Justicia en España no ha dado la talla, o mejor dicho, bajo mi punto de vista, no han sabido estar a la altura los órganos de gobierno de los Jueces cargándose por ejemplo al Juez Garzón o dejando irse de rositas a Camps (que no se ha vuelto a saber nada de él). El penúltimo presidente del Consejo General de Poder Judicial utilizó supuestamente de dinero público para sus viajecitos personales. Sea lo que sea, parece que no le van a juzgar, ni mucho menos sancionar o hacerle devolver el dinero robado.
En fin, que tenemos el país que nos merecemos.

martes, 10 de agosto de 2010

"METEDURAS DE PATA"

"Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se equivocó, que es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer". Jonathan Swift (1667-1745), escritor irlandes.

Hoy me encuentro tirado en un sofá con una pierna en alto, reposando por un accidente doméstico que tuve a finales de julio. Aunque las consecuencias de la caída pudieron ser mucho peores, procuraré pisar en un lugar más seguro la próxima vez.

Es de humanos equivocarse. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza varias veces con la misma piedra (ya lo decía Julio Iglesias en cierta canción). La vida es una sucesión de meteduras de pata o de errores que, al margen de las consecuencias que nos hayan provocado, nos han de servir para aprender, para evolucionar, para ser mejores personas en definitiva.

Sólo el que toma decisiones importantes se expone a cometer enormes equivocaciones, pero el que no arriesga nunca ganará. Pero hay que saber encontrar el equilibrio entre el riesgo y el conformismo.

Animo a las personas a que tengan sueños y luchen por ellos, si es que ven que son realistas y se pueden conseguir, o que el precio que hay que pagar por ellos no sea demasiado elevado, de lo contrario nuestra vida será una continua frustración. Los deseos basados en cosas materiales nos ocultan otros mucho más importantes relacionados con los sentimientos, el equilibrio a todos los niveles, nuestra autorrealización o el propio bienestar personal.

La sociedad actual es víctima de las meteduras de pata de muchos de sus gobernantes. La crisis financiera internacional que sufrimos día a día, acompañada por una crisis de ideas y de valores, no es sino la consecuencia de una sucesión de desaciertos: la burbuja inmobiliaria, la especulación financiera, la excesiva competitividad de nuestra sociedad, la concesión de hipotecas a diestro y siniestro, el vivir por encima de nuestras posibilidades, etc.

Esta crisis, que ha sido negada en un principio, ha sido pésimamente gestionada por los representantes de las distintas administraciones, bajo mi modesto punto de vista, pues en España y en el conjunto de Europa se han tomado medidas neoliberales de ajuste económico (dejando que los verdaderos causantes resulten impunes). Tampoco ha habido una colaboración eficaz entre las fuerzas políticas (más preocupadas por obtener rédito electoral) y agentes sociales para salir de esta coyuntura desfavorable. Sus consecuencias las han pagado las personas que menos culpa tenían: trabajadores despedidos, pequeñas empresas que cierran, autónomos que pierden sus negocios, congelación de las pensiones, funcionarios mileuristas que ven mermados sus ingresos,… Hay un recorte social y una pérdida de derechos laborales que hace peligrar el estado del bienestar (permanentemente amenazado por el inminente envejecimiento de la población).

En medio de esta “metedura de pata global”, siempre queda la esperanza de que algún día salgamos de esta época tan gris y se recupere lo que se perdió. Hay que seguir aspirando a la utopía de un mundo más justo en el que se acorten las desigualdades. Pero me da la impresión de que el mundo sigue girando y aunque la historia es cíclica y los hechos tienden a repetirse indefinidamente, nada vuelve a ser como antes.

La humanidad ha de tomar buena nota de sus errores que son reiterativos, analizarlos y sacar las conclusiones oportunas para no volver a cometerlos. Las guerras y todos los tipos de violencia, las injusticias, la opresión, la explotación laboral, el abuso de poder… son la chispa que hace que nuestro planeta sea por momentos un lugar inhabitable. Muchas señales de alarma como el hambre, el deterioro del medio ambiente o las catástrofes naturales, nos han de hacer ver que muchas cosas deben cambiar.

En vista de que los políticos lejos de solucionar los problemas, crean continuamente otros nuevos, dejándonos a la deriva en un inmenso océano, hay que promover una revolución ciudadana. Hacen falta personas sinceras, generosas, carismáticas, con alto grado de empatía, extraordinariamente inteligentes y sensibles, alejados del afán de lucro y con una visión global de los problemas de la humanidad, que con su liderazgo firme y decidido, sepan llevarnos a mejor puerto.

martes, 3 de agosto de 2010

UN DESCANSO NECESARIO PARA TODOS

Es indudable que todas las personas necesitamos descansar, hacer cosas que nos resultan imposibles el resto del año y dejar volar la imaginación y nuestras ansias de libertad.

Unos toman el sol y lucen palmito en la playa, otros refrescan su cuerpo serrano en una piscina, en un río o en un lago. Muchos de ellos hacen visitas a la montaña u otros lugares de la naturaleza, practicando deportes de aventura o simplemente disfrutando del paisaje de manera respetuosa.

Hay quien prefiere perderse en otros lugares pintorescos llenos de historia, obras de arte o monumentos, tanto en el medio urbano (con sus actividades lúdico-culturales) como en los pueblos (que tienen variadas fiestas y tradiciones) con la compañía inseparable de una cámara digital. Tenemos la posibilidad de alojarnos en un hotel, en un hostal, en un apartamento, en un albergue, en una tienda de campaña dentro de un camping, en una casa rural o en una autocaravana. Siempre hay opciones adaptadas para todos los bolsillos (pues no hace falta gastarse tanto como los Obama en las vacaciones). Los que tienen una segunda residencia, suelen aprovechar las vacaciones para disfrutar de ella.

Existe la posibilidad de contratar un paquete cerrado al estilo de Todo Incluido o dejar para la improvisación la mayor parte del tiempo. Podemos irnos lejos o dormir en casa y recorrer nuestra provincia o la comunidad autónoma en la que vivimos, pues si nuestro país es una de las principales potencias turísticas del mundo es porque tiene sitios sorprendentes en casi todo el territorio.

Hay quienes son aficionados un turismo nocturno de sexo, juerga y borrachera, asociado a vicios y a excesos (tabaco, alcohol, drogas, etc.). Lo practican los que son aficionados al botellón (generalmente adolescentes) y aquellos que frecuentan bares de copas, discotecas o se apuntan a todo tipo de fiestas nocturnas. Sinceramente me parece una forma de pasar el tiempo libre bastante destructiva y que yo no puedo evitar asociarla a energías negativas. Relacionado con ello, están las campañas de precaución al volante, pues como decía Steve Wonder: Si bebes no conduzcas. Y es que los accidentes de circulación son una de las lacras de nuestra sociedad que más víctimas causan.

También en esta época se hacen llamamientos desde los medios de comunicación para evitar el abandono de mascotas, pues los animales son seres vivos que hay que cuidar y alimentar todo el año. Ante personas desalmadas que dejan abandonado a su perro o a su gato, conviene recordarles que él nunca lo haría.

Muchas tradiciones y festejos utilizan a los animales como entretenimiento y suponen un maltrato de estos seres que yo no comparto, pues generan los instintos más primitivos del hombre: corridas, encierros, animales sacrificados, etc. Estos días es noticia la reciente prohibición por el Parlament de las corridas de toros en territorio catalán.

A pesar de la crisis con sus recortes y la reciente subida del IVA, las estaciones de servicio se llenan de personas que acuden a llenar los depósitos de gasolina de sus vehículos, las estaciones de tren ven recorrer sus andenes a viajeros que utilizan el ferrocarril. Los aeropuertos, las estaciones de autobuses o los puertos de mar también reciben el mayor número de visitantes del año. Cada vez más personas utilizan Internet para encontrar los mejores precios en los viajes.

Es buena oportunidad para desarrollar nuestras aficiones: hacer deporte, acudir a espectáculos o algo muy enriquecedor desde un punto de vista cultural: leer. Y es que en nuestra maleta o mochila no puede faltar un buen libro (o un buen libro electrónico para el que se lo pueda permitir).

Es tiempo para cambiar de aires, visitar a familiares que viven lejos. Son los momentos más propicios para viajar, para divertirse, para aprender y reciclarse sobre temas relacionados con nuestro trabajo o para perfeccionar el manejo de otros idiomas. Un gran número de personas acuden a empresas tipo Single y se apuntan a sus actividades para conocer gente, hacer amistades o algo más difícil: encontrar pareja.

Ha habido aficionados (la mayoría con alto poder adquisitivo) que este verano han visitado África, con motivo del reciente mundial de fútbol de Sudáfrica y han disfrutado de la victoria de España o han sufrido con la decepcionante actuación de otras selecciones nacionales. También otros han acudido al Tour de Francia o han sido testigos de otros acontecimientos deportivos, en vivo o por televisión.

En este año santo compostelano (Xacobeo 2010), muchos se convierten en peregrinos y optan por pasar gran parte de sus vacaciones haciendo el Camino de Santiago a pie o en bicicleta, por motivos religiosos, culturales, por una promesa, para conocer gente o simplemente para sentirse bien.

Muchos inmigrantes regresan por unos días a sus países de origen y recuerdan con nostalgia un tiempo pasado que no siempre fue mejor.

El hecho de que haya poco dinero por la crisis no nos ha de impedir que disfrutemos de nuestras vacaciones, pues la imaginación ha de suplir al consumismo, pues en esta vida lo mejor ni se compra ni se vende. La compañía de nuestros allegados es impagable (para todo lo demás MasterCard). Hay infinitas posibilidades para llenar nuestro tiempo libre en verano. Lo importante es compartir estos días con amigos o familiares.

Otras personas dedican sus días de descanso a ayudar a otras personas de múltiples maneras, colaborando con asociaciones, ONGs, en contacto con colectivos desfavorecidos o acudiendo como cooperante ocasional en algún país empobrecido.

Yo opto por planificar con mi pareja nuestro descanso estival, con un alto grado de libertad, tratando de disfrutar de los amigos y familiares más cercanos. Prefiero unas vacaciones de bajo presupuesto, con mucho descanso, con buena compañía y con algunos kilómetros de carretera.

Para los que lean este blog les deseo unas excelentes vacaciones y que cuando tengan que volver al trabajo, lo hagan renovados y con un buen sentido del humor.

jueves, 13 de mayo de 2010

EL INJUSTO PLAN DE AJUSTE

Este pasado miércoles día 12 de mayo, el presidente del gobierno hizo que a media España se le atragantara el almuerzo. Unos días antes había pedido comparecer ante el Congreso de los diputados, supuestamente para hablar de los ataques especulativos hacia nuestro país, pero el Sr. Rodríguez Zapatero nos sorprendió con la presentación de un Plan de Ajuste muy duro. En él se recortan los gastos sociales para tratar de reducir el elevado déficit que tiene nuestro país debido a la crisis económica. Se les ha dado una palmadita en la espalda a los banqueros y una puñalada a los trabajadores. ¿Por qué una simple "desaceleración de nuestra economía" ha resultado ser una crisis tan severa?
Este ajuste consiste fundamentalmente en una bajada desde junio del sueldo de los empleados públicos (rompiendo los acuerdos que se firmaron con los sindicatos a finales del año pasado), con una congelación para 2011. También se congelan las pensiones de los jubilados, se paraliza la Ley de Dependencia y se elimina el cheque-bebé, es decir la ayuda de 2.500 € por el nacimiento o adopción de un niño. Esto, unido a la subida del IVA en julio, se traducirá en una pérdida de poder adquisitivo para millones de personas. ¿Es esa la mejor manera de fomentar el consumo y crear empleo?
Considero que estas medidas son totalmente injustas, pues antes de llegar a esos extremos se tendría que haber negociado con los agentes sociales. ¿Es una decisión precipitada? ¿O es sólo la punta del Iceberg de una batería de recortes presupuestarios que van a acabar con el estado del bienestar?
Yo no sé si ha influido en Zapatero la llamada de Obama con la petición de que hiciera reformas económicas o la presión del F.M.I. para que se eliminen prestaciones de la Seguridad Social. Con estos compañeros de viaje, ¿para qué queremos enemigos?
De cualquier forma, un partido se define como "socialista" no debería tomar medidas de corte neoliberal recortando el gasto social y subiendo los impuestos. ¿No decían que nuestro sistema financiero era fuerte y sólido? ¿O es que estamos tan mal como Grecia donde llevan varios meses con duros recortes?
Los trabajadores públicos tenemos 2 opciones: aguantar y callar o protestar contra este plan de ajuste tan injusto. Se pueden hacer encierros, huelgas, resistencia al consumo... Entre todos podemos paralizar el país para que no nos tomen por el "pito del sereno".
La verdad es que no soy economista, pero hasta un niño sabe que hay muchos gastos que se pueden recortar para lograr que cuadren las cuentas sin tocar el sueldo de los funcionarios (la mayor parte mileuristas), sin congelar las pensiones o sin quitar las ayudas por la maternidad. ¿A caso no tenemos hijos o no estamos obligados a pagar una hipoteca como todo hijo de vecino?
Los políticos cobran un sueldo excesivo, pues con solo 7 años en un cargo ya tienen derecho a la pensión máxima y los ministros con solo jurar su cargo también. En cambio
un trabajador pasa casi 40 años explotado y le queda una pensión infinitamente más baja.
- Propongo que se eliminen ministerios como el de Igualdad, Vivienda o incluso el de Defensa (¿qué se nos ha perdido en Afganistán?). Hay que suprimir Secretarías de Estado en las que están acomodados altos cargos de libre designación (es decir, nombrados "a dedo"). Sus sueldos son un lujo para el Estado en estos momentos tan complicados.

- Habría que controlar el presupuesto atribuido a la Casa Real, pues es una familia cada vez más numerosa.
- Suprimiría las diputaciones provinciales, pues sus funciones pueden ser asumidas por los ayuntamientos y los comunidades autónomas (que deberían volver a perder competencias en favor del Estado para dar a todos los ciudadanos los mismos servicios).

- Los ciudadanos honrados y trabajadores nos merecemos que se controle el fraude fiscal y a la seguridad social. Hemos construido un país de timadores y de "chorizos". El caso "Gürtel" es un buen ejemplo de esto, aunque parece que hay muchos intereses en que no se investigue a fondo. ¡Basta ya de corrupción! ¿Por qué no se juzga a los causantes de la crisis, a los responsables de la burbuja inmobiliaria que durante años se enriquecieron a costa de un derecho básico de los ciudadanos?
- Habría que hacer un uso más racional de los recursos públicos y que la educación y la sanidad vuelvan a ser gestionadas por el Estado (aunque sea de forma temporal) para ahorrar costes.

Tengo entendido que la Junta de Castilla y León tiene alrededor de 100 altos cargos. ¿son verdaderamente necesarios? Todos tienen vehículo oficial (de esos que cuestan más de 40.000 euros), cobran dietas, complementos y prebendas. ¿Cuántas comilonas se habrán dado con nuestros impuestos? Por lo que sé, muchos de ellos no tienen ni la preparación suficiente para el cargo que ocupan, ¿por qué no ponen expertos en lugar de figurines políticos?
¡Ya estamos hartos de que haya enchufismo en las administraciones!

Antes (en febrero de 2010) dijo Mª Teresa Fdez. de la Vega: "No se ha planteado tocar el sueldo de los funcionarios".


Unos meses después (mayo de 2010), el presidente del gobierno dijo: "Es necesario que todos hagamos un esfuerzo". También dijo: "...los empresarios que han visto frustradas o reducidas sus aspiraciones han pagado con creces su peaje en esta crisis. No es a ellos a los que quepa demandar solidaridad, sino a la inversa ofrecérsela"





¿Qué clase de políticos tenemos en este país?
¿Por qué hay ministros que ni tan siquiera tienen titulación universitaria?
¿En época de crisis son necesarias policías autonómicas (Mossos d'escuadra o Ertzainza)?
¿Cuánto dinero público se emplea en ceremonias religiosas, espectáculos culturales o deportivos? (¿Es lógico que algunos "craks" cobren salarios de escándalo?)
¿Por qué no se grava las las rentas más altas en lugar de oprimir a las clases medias y trabajadoras?

¿Por qué no se lucha con más acierto contra la corrupción y contra la especulación?
¿Se van a librar de los ajustes los empresarios que más han ganado de manera especulativa y los bancos?